trucos-para-fotos-de-viajesSalir de viaje y hacer fotografías se ha convertido, ya desde hace décadas, en algo casi imprescindible, tanto si nos tomamos esta actividad como una simple afición como si intentamos progresar y convertirnos en expertos fotógrafos de viajes. Visitar una ciudad, una región o un país nuevos y desconocidos es una de las mejores maneras de estimular nuestra creatividad y mejorar nuestro nivel, ya que durante el viaje disponemos de más tiempo libre que durante nuestra vida cotidiana y, además, los paisajes diferentes, las particularidades de la arquitectura local y su población, nos llaman la atención de forma natural y podemos abstraernos con mucha más facilidad del entorno y concentrarnos en la fotografía.

foto-globo

No obstante es conveniente tener en cuenta unos cuantos trucos que harán que nuestras imágenes sean dignas de ver y compartir, además de representar preciados recuerdos a conservar. A continuación presentamos siete de estos consejos que vale la pena seguir para alcanzar verdadera maestría en la fotografía de viajes:

  1. Evita las “postales”

Ante un monumento destacado, huye de la imagen típica de las tarjetas de recuerdo. Intenta buscar ángulos diferentes, captar detalles que normalmente pasen inadvertidos o incluso integrar en la foto a la gente del lugar.

  1. Viaja ligero

No por llevar todo tu material conseguirás mejores fotos. Lo importante en este caso no es cargar con todas las distancias focales, sino aprovechar cada momento de tu aventura. Probablemente un objetivo zoom que cubra desde el angular hasta el “tele” es la mejor opción; incluso un solo objetivo de 35 o 50 mm puede ayudarte a mejorar como fotógrafo y, de paso, evitarte dolores de espalda por cargar con demasiado peso. Un trípode ligero también puede ser de gran ayuda

  1. Aplica tus conocimientos

Las técnicas fotográficas nunca sobran. Busca el momento oportuno para cada una de ellas y aprovéchalas en tus viajes fotográficos para lograr efectos originales. Intenta imaginar en cada momento, si sueles editar tus fotos, cómo esperas que sea el resultado final y qué puedes lograr para conseguirlo. Esto te ahorrará posteriormente horas y horas de procesado en el ordenador.

  1. Cuida la composición

Si bien es cierto que “las reglas están para romperlas”, también hay que pensar que los maestros de la composición no lo son por casualidad. A veces una escena aparentemente anodina puede convertirse en una obra maestra gracias a una buena composición, es decir, simplemente que cada cosa esté en su lugar y el resultado respete una cierta armonía.

  1. Retrata a la gente

Siempre que te sea posible, y naturalmente pidiendo permiso, procura que tu reportaje sea algo más que una colección de monumentos o paisajes. La gente es la que realmente hace especial un lugar. Fotografía su actividad, las particularidades de su vestimenta, incluso sus lugares de trabajo. Además, con toda seguridad harás nuevos amigos.

  1. Cuenta una historia

Puede ser la simplemente la historia de una escapada turística, pero también es posible que en el camino encuentres personajes interesantes con historias apasionantes que puedas convertir en un magnífico reportaje de interés humano.

  1. Disfruta del viaje

Tanto si vas solo como en pareja o en grupo, no te olvides de cumplir con el cometido principal de las vacaciones: disfrutar, descansar y compartir experiencias.

Y tú ¿Quieres compartir algún otro truco que hayas aplicado en tus viajes fotográficos?