¿Te vas de viaje este verano? Da igual que vayas acompañado o con un programa turístico muy apretado, seguro que encuentras el momento para realizar esas magníficas fotos con que sueñas. Así que incluye tu equipo fotográfico en tu equipaje y a.. ¡disfrutar!

Aunque una buena imagen requiere tiempo, los viajes organizados, en compañía de amigo so con fines distintos a los propiamente fotográficos, son también una ocasión para realizar excelentes tomas. Cuando hagas turismo con más gente te enfrentarás al reto añadido de no aburrir a tus acompañantes, ya que debes ser rápido en la ejecución, sin renunciar por eso a conseguir tomas sugerentes. Un equipo versátil, rapidez de recursos y algo de planificación, marcarán tu camino hacia el éxito.

Las fachadas de lo smonumentos, los museos y las catedrales,aparecen siempre salpicadas de escultura sy pinturas muy fotogénicas, no pierda satención a los detalles.

Siempre que sea posible y puedas influir en la programación trata de visitar los lugares más fotogénicos y hazlo a la mejor hora del día,cuando la luz es más suave (a primeras horas de la mañana y últimas dela tarde), aunque esto no siempre te resultará posible. La luz frontal favorece especialmente las fotos de edificios y elementos arquitectónicos, que suelen ser un motivo recurrente en este tipo de fotografía,evita las horas del mediodía cuando el sol incide verticalmente-.
Antes de viajar echa un vistazo a los blogs preferidos de los viajeros, como www.viajeroerrante.com que además presenta un buen aporte gráfico. De esta manera, sacarás ideas de los mejores lugares a visitar en tu destino e inspiración fotográfica. También encontrarás información complementaria como consejos de alojamiento y gastronomía muy útiles para planificar tu viaje.

Algunas localizaciones son ideales para realizar fotografías durante la hora azul, cuando empieza a anochecer y el cielo es de un color azul intenso, y las luces de farolas y edificios empiezan ya a encenderse.

error_empty

Una consulta de los eventos y festividades que suceden durante la fecha que visitas el lugar puede suponerte, además de una interesante experiencia, una gran ocasión fotográfica. Si eres de los que le gusta captar el amanecer y las fotos nocturnas, quizás puedes encontrar un hueco mientras tus acompañantes duermen para volver a visitar esa localización que tanto te gustó.