Si pensaba que era imposible capturar y almacenar la luz del sol, de trucos y consejos te descubre las lámparas Catch The Sun que te sacarán del error.

Este pequeño invento inalámbrico está fabricado ¡con tarros de conservas! y lleva incorporadas unas placas solares que transforman la luz del sol en electricidad. No importa si el día está nublado o si los rayos del sol entran
solo por la ventana, porque lo importante es que los rayos incidan directamente sobre la lámpara para que esta pueda funcionar.

El proceso de carga dura entre 4 y 5 horas, y una vez completo le ofrecerá hasta 6 horas de luz. Eso sí, evita que se moje porque pueden producirse filtraciones. Por eso, si ve que va a llover, retírala del jardín.