Aunque el vinagre destaca por ser un excepcional antical, nos ofrece otros usos: quitar manchas, desinfectar la cocina, limpiar tijeras, azulejos y baldosas, alargar la vida del bañador, limpiar y abrillantar la vitrocerámica, el fregadero y el microondas, blanquear el fondo del váter, quitar restos de pegatinas, eliminar manchas de sudor en la ropa antes del lavado…

Te diré para qué uso yo el vinagre con mayor asiduidad: para eliminar la cal del lavavajillas y la lavadora, quitar la cal incrustada en los grifos (¡resultado mágico y sorprendente!), abrillantar los grifos y como sustituto del suavizante en los lavados de ropa.

De estos consejos te hablo con detalle en las páginas siguientes por si quieres ponerlos en práctica, cosa que te recomiendo cien por cien. Además de para la limpieza del hogar, puedes usar el vinagre para prevenir los piojos y para conseguir una manicura más duradera, entre otros muchos usos alternativos al de aliñar la ensalada.

Ocupar el Vinagre para lavar Ropa

vinagre-en-la-ropa¿Tienes vinagre en casa? ¡Sí, ese mismo que usas para las ensaladas! Entonces ya tienes uno de los componentes estrella para que tu casa esté limpia y brillante.

Ah, ¡no te preocupes por el olor! Vamos, ya te digo que yo lo uso como suavizante y ya sabes que, en realidad, muchas personas usamos suavizante no solo para suavizar (que a veces no suavizan), sino para que huela bien la ropsa…

Pues te aseguro que no deja para nada olor a vinagre.

Echar un buen chorro de vinagre en el compartimento del suavizante ayuda a alargar la vida de la lavadora porque es el mejor antical del mundo. Además, suaviza la ropa. Lo que yo hago desde que aprendí este truco de una compañera de trabajo, Claudia, a quien se lo había dicho su madre, Socorro, que lo había oído en la peluquería, es usarlo en todas las coladas.

Usar el Vinagre en lavaplatos o lavavajilla

El vinagre abrillanta la vajilla, la cubertería y demás, y evita que la cal se quede en el aparato o en lo que has puesto en él para lavar. Puedes usarlo a diario, de manera habitual, en el cajetín del abrillantador. ¡Más brillante no puede quedarte, pruébalo! Además, te recomiendo hacer un lavado al que llamo «terapia de choque» con el que desengrasar y limpiar a fondo el aparato. Debes poner en marcha tu lavavajillas totalmente vacío con un programa de temperatura alta. Yo escojo el de las ollas. A los 12 minutos aproximadamente, cuando el aparato ha soltado el agua, ábrelo y echa unos 200 ml de vinagre dentro del lavavajillas, deja que continúe el proceso de lavado y verás qué reluciente y limpio de grasa y cal te queda.

Con vinagre puedes eliminar la Cal que de los grifos de agua

vinagre-grifosParece que el agua no llega con suficiente fuerza, pero la mayoría de las veces no es ese el motivo. Desenrosca los embellecedores de los grifos y verás la cantidad de piedrecitas formadas por cal que obstruyen la salida del agua. Tan sencilla es la solución como efectiva, así que no te preocupes. Saca otra vez la botella de vinagre y echa un generoso chorro en algún recipiente pequeño donde puedas colocar los filtros (asegúrate de saber cuál es de cada grifo). Sumerge cada filtro dentro del vinagre y déjalo actuar unas dos horas. Puede ser más o menos tiempo, dependiendo de la cantidad de cal que se haya acumulado. Seguidamente, acláralos y vuelve a colocarlos en el grifo. Verás como el agua cae con toda la fuerza que antes no tenía.

El vinagre para abrillantar los grifos de agua.

No hay cosa en la que se fijen más mis padres que en el brillo de los grifos de los baños. No sé de dónde les viene, pero disfrutan viendo un grifo reluciente. Yo creo que es por la facilidad con la que ellos le sacan brillo a los suyos, ¡y a los míos, que todo hay que decirlo! A la que me descuido, ya está mi madre con el paño dándole a la grifería. Para esta misión solo necesitas un estropajo que no raye, al cual le echas unas gotitas de vinagre, frotas un poco la superficie de los grifos y aclaras con una bayeta. Y ya está. Un brillo reluciente, resplandeciente como si te los terminaras de comprar. ¡Imagina qué cambio de aspecto! Este método sirve para el fregadero de acero inoxidable.