THE YONGALA, AUSTRALIA

El Yongala se convierte así en la inmersión única e increíble. Capaz de sorprender al buceador neófito y también al más experto. La Gran Barrera de arrecifes que se desarrolla paralela a la costa nororiental de Australia oculta entre sus aguas al Yongala, un barco de vapor que recorría la costa y que se hundió en 1911. El paso del tiempo ha convertido el lugar de la tragedia en un verdadero paraíso para la vida marina. Se localiza a unos 30 metros de profundidad.

BLUE CORNER WALL, PALAU

Con más de 1.500 especies de peces y 700 corales y anémonas, Palau es un claro ejemplo de biodiversidad. Blue Corner
Wall es el lugar más famoso de Micronesia para ver tiburones (punta negra, punta blanca, de arrecife y el ocasional tiburón toro, leopardo y martillo), pero no faltan jardines de corales, cuevas impresionantes con estalactitas y estalagmitas, naufragios de la II Guerra Mundial y un fascinante lago con millones de medusas.

BARRACUDA POINT, MALASIA

En la Isla de Borneo, específicamente lsla Sipadan, lugar que siempre está entre los mejores puntos para practicar buceo.
La cliversa vida marina alrededor ha sido bien conocida desde que Jacques Cousteau publicó sus inmersiones en la región. Gracias a sus aguas cristalinas y a su ubicación, se ha convertido en un lugar de moda. Hay paredes repletas de cuevas, grutas y gorgonias con todo tipo de fauna pelágica: bancos de barracudas, mantas y tiburones.

THISTLEGORM, EGIPTO

La joya del Mar Rojo. A mediados de los años 50 Jacques Cousleau, con colaboración de pescadores locales, dieron con el Thistlegorm, carguero de 126 metros de eslora y casi 5,000 toneladas de peso se trataba de la Marina Británica. Naufragó en 1981. Llevaba tanques, motos y túnicas para la campaña en el Norte de África. Se puso de moda en la década de los 90 y desde entonces es uno de los más solicitados pecios del mundo.

NAVY PIER, AUSTRALIA

Otro de los paraísos marinos se encuentra en Navy Pier, Exmoulh. Se trata de un muelle construido por Estados Unidos durante la Guerra Fría para mantener contacto con sus submarinos nucleares. A pesar de ser un emplazamiento limitado en cuanto a espacio, la variedad de peces que se puede encontrar es mucho mayor que en aguas abiertas: pulpos, tortugas, rayas, tiburones de arrecife y tiburones ballenas.

GREAT BLUE HOLE, BELICE

A lo largo del atolón del Arrecife Lighthouse se encuentra un círculo casi perfecto, el Great Blue Hole, que tiene 305 metros de diámetro y unos 123 metros de profundidad. Durante las últimas glaciaciones el agujero era la entrada a un sistema de cuevas que quedaron inundadas cuando subió el nivel del mar. Es célebre por sus esponjas, barracudas, corales, peces ángel y una camada de tiburones que patrullan a menudo su orilla Jacques Cousteau lo hizo famoso.

MANTA RAY NIGHT DIVE, HAWÁI

La costa de Kona es el mejor lugar para ver mantarrayas en Hawái. Las compañías de turismo configuran luces gigantes en el fondo de la marina para atraer el plancton y con esto a las mantarrayas, que vienen a alimentarse a dicho lugar. Una experiencia diferente. El punto de buceo está frente a la bahía de Keauhou, frente al hotel Sheraton Keauhou Bay Resort. Son aguas tranquilas ya que se encuentran protegidas de los vientos y corrientes.

SHARK AND YOLANDA REEF, EGIPTO

Las zonas de buceo más preciadas en toda la península del Sinaí. Estos dos pináculos contiguos son un compendio de lo que podemos encontrar en el Mar Rojo. Ambas paredes verticales parecen estar iluminadas naturalmente por corales duros y blandos y enjambres de antias de brillantes naranjas y amarillos.

LIBERTY, INDONESIA

Una de las zonas más fascinantes de exploración de Indonesia es el famoso naufragio Tulamben Liberty, el buque se encuentra frente a la costa oriental de Bali y muchos buzos lo visitan cada año gracias a su combinación de exótica vida marina, formación de corales sanos y de los muchos agujeros estructurales del buque. Alrededor de los restos del naufragio se pueden ver grandes especies de peces exóticos, incluyendo la gran barracuda, pez Napoleón y Mola Mola.

PRESIDENT COOLIDGE, VANUATU

El SS Presidente Coolidge era un trasatlántico de lujo (198 metros). Está casi intacto: se puede nadar a través de las numerosas bodegas y cubiertas ver los recordatorios de sus días como un crucero y los restos de sus días como una nave militar. Es el barco hundido más grande del mundo. Tiene un acceso fácil desde la playa de Espíritu Santo, en Vanuatu. Excelente para expertos, pero también para principiantes.